La Huerta de la Partida

Huerta de la Partida (13)Este sábado volvemos a la Casa de Campo, para hablaros de un espacio muy singular. La Huerta de la Partida. Aquí se roturaron y crearon unas tierras de cultivo en el siglo XVI. Una explotación de frutas y hortalizas de la hacienda de la familia de los Vargas. Esta hacienda estaba situada junto al río, alejada del casco urbano.

En el año 1559 el rey Felipe II,  inició las gestiones para hacerse con la finca, la Casa Vargas, que acabó convirtiéndose en la Casa de Campo, y con otros terrenos colindantes, en un proceso que duró hasta 1562, creando una zona, muy próxima a palacio, para su disfrute personal.

De esta forma, la huerta quedó integrada dentro del espacio recreativo y cinegético vinculado a la Corona, pero mantuvo su función productiva.

Junto al Puente del Rey, su historia desde entonces ha seguido asociada a la de la Casa de Campo y perduró su uso hasta el siglo XX.  En 1928, la Huerta fue cedida al Comité de Plantas Medicinales, dependiente del Ministerio de Agricultura, por parte de Alfonso XIII. Así se mantuvo unos años, hasta que llegó la Guerra Civil que tuvo en la Casa de Campo una de las lineas del frente más activas en Madrid y que destrozó la Huerta y muchas otras partes de la Casa de Campo.

En 2007, en el marco del proyecto de Madrid Río se restauró la Huerta, se plantaron almendros, avellanos, ciruelos, granados, higueras, manzanos, moreras, nogales, olivos y perales. Se conservan algunos árboles de mayor envergadura, que habían sobrevivido a los avatares del paso del tiempo como dos espectaculares castaños de indias. Se ha recreado un cauce seco que nos recuerda que por aquí discurría el arroyo Meaques, hoy soterrado en este tramo.

La Huerta esta vallada, un cerramiento que recupera un hecho histórico ya que se supone que siempre estuvo vallada. Un elemento muy interesante y no muy conocido aún, es el Mirador de la Huerta de la Partida, con fantásticas vistas de Madrid, al que le dedicaremos otro día de nuestro 365 días en Madrid.

Un abrazo.

 

 

 

 

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR