Ermita de San Antonio de la Florida

Ermita_de_San_Antonio_de_la_Florida_en_Madrid_RioEn uno de los extremos del Madrid Río nos encontramos dos ermitas gemelas que esconden un secreto. Con un aspecto muy sencillo, la ermita de San Antonio de la Florida nos depara una sorpresa, el grandioso conjunto pictórico que Goya pintó a finales del siglo XVIII. Una obra maestra del arte español, el genial artista aragonés siempre tuvo presente que estaba decorando uno de los templos más populares de Madrid, situado a orillas del Manzanares y famoso por su romería del 13 de junio.

La devoción a San Antonio de Padua, estaba muy arraigada entre los madrileños. Patrono de las mozas solteras y muy especialmente de las modistillas que, ataviadas con alegres y vistosos mantones, acudían a la ermita el día del Santo, a pedirle un buen novio. Allí depositaban trece alfileres en la pila de agua bendita. Posteriormente introducían la mano y los que se quedaban clavados en la palma eran los pretendientes que iban a tener, después encendían varias velas y le rezaban una oración. Junto a la Ermita se celebraba una verbena, la famosa de San Antonio, con bailes, meriendas y puestos ambulantes. Esta tradición se conserva hoy día y es de las pocas que aún se mantienen en la capital.

La ermita fue construida frente a la fuente del Abanico por orden de Carlos IV. Obra del arquitecto Francisco de Fontana, su planta es de cruz griega con brazos muy cortos y ábside semicircular en la cabecera, este origina un espacio central dominado por una gran cúpula iluminada mediante linterna. Alrededor de la ermita hay estancias adosadas formando un rectángulo. La fachada principal está construida según el canon barroco.

En 1905 fue declarada Monumento Nacional para garantizar su conservación, desde 1919 reposan en ella los restos mortales de Francisco de Goya traídos desde Burdeos donde murió en 1828. En 1928 se construyó a su lado un templo idéntico para trasladar el culto y reservar el original como museo de Goya. Es uno de los mejores ejemplos del neoclásico madrileño, pero son los frescos de Goya los que hacen de la ermita de San Antonio una parada imprescindible en Madrid. En el ábside se representa la Adoración de la Trinidad. En la cúpula, alrededor de una barandilla fingida y con un fondo de paisaje una multitud de personajes del pueblo asisten al Milagro de San Antonio. Por encima de la cornisa querubines y “ángelas” de gran belleza descorren cortinajes. Los retablos fueron pintados posteriormente por Jacinto Gómez Pastor.

La entrada es gratuita y es un complemento excelente para un recorrido en bicicleta por el Madrid Río. Justo al lado nos encontramos la taberna asturiana Casa Mingo, celebre punto de encuentro para degustar junto a un vaso de sidra un choricito, una ración de cabrales o sus famosísimos pollos asados.

Un abrazo.

Ermita_de_San_Antonio_de_la_Florida_en_Madrid_Rio Ermita_de_San_Antonio_de_la_Florida_en_Madrid_Rio Ermita_de_San_Antonio_de_la_Florida_en_Madrid_Rio Ermita_de_San_Antonio_de_la_Florida_en_Madrid_Rio Ermita_de_San_Antonio_de_la_Florida_en_Madrid_Rio Ermita_de_San_Antonio_de_la_Florida_en_Madrid_Rio Ermita_de_San_Antonio_de_la_Florida_en_Madrid_Rio Ermita_de_San_Antonio_de_la_Florida_en_Madrid_Rio Fescos_de_Goya_Ermita_de_San_Antonio_de_la_Florida_en_Madrid_Rio

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR