El cine Doré

El Cine DoCine_Dore_Madrid_en_bici (2) es uno de los locales dedicados al cine, más conocido de Madrid, nació como un local para diversas actividades sociales de ocio: lo que entonces se llamaba “un salón”.

Su actual emplazamiento en la calle Santa Isabel, 3, en el barrio de Antón Martín, se inaugura el 19 de diciembre de 1912 el salón Doré. Tenía capacidad para 1.250 espectadores y estaba compuesto de planta baja y dos pisos, jardín y salón fumador.

En 1923 se construye el actual Cine Doré. El proyecto databa de 1922, y los planos estaban firmados por el arquitecto Críspulo Moro Cabeza. En la construcción del Doré también intervino el maestro Francisco Garriga, especialista en la fabricación de muebles. El estilo modernista que se adoptó para el Doré era el habitual en los cinematógrafos de principios de siglo.

Hoy sigue siendo un edificio que atrae nuestra atención cuando pasamos por allí. En su interior se comenzaron proyectando películas mudas, bajo la pantalla, había un piano cuyas notas amenizaban la proyección y el tiempo de los descansos. Parece que también era una sonido habitual el chasquido de las pipas que comían los espectadores mientras atendían a la pantalla. Y claro con ese gusto tan nuestro de renombrar las cosas, la gente lo bautizó como ‘El Palacio de las Pipas’.

Sobre su verdadero nombre existen varias hipótesis, la primera, que se llamó así en honor al grabador e ilustrador francés, Cine_Dore_Madrid_en_bici (1)Gustavo Doré. Sin embargo, parece que en fotografías antiguas del edificio se ven las palabras Do y Re aparecen separadas por un guión.Con lo que cobra fuerza la hipótesis de que su nombre hace alusión a las dos primeras notas de la escala musical.
El cine sobrevivió a la caída de un obús durante la Guerra Civil, y fue languideciendo hasta que cerro en 1963, se  quedó obsoleto ante la aparición de las grandes salas de cine. Incluso se planteó su demolición, pero cuando peor pintaban las cosas para el Cine Dore, lo compró el Ayuntamiento de Madrid que firmo un acuerdo de cesión con el Ministerio de Cultura, Se optó por convertirlo en la sala de proyecciones de la Filmoteca Nacional, función que cumple, desde 1989.

La restauración, se llevo a cabo por el arquitecto Javier Feduchi. Se conservan los elementos arquitectónicos y decorativos del antiguo edificio y se procede a la construcción de una segunda sala en su parte inferior. El hall central se restauró y habilitó para la cafetería y una librería, respetando su característica estructura de patio rectangular con balconada, iluminado por un lucernario central.

Hoy sigue siendo un sitio ideal para ver películas en versión original, baratas, ciclos , películas clásicas y curiosidades de todo tipo.

Más información sobre la Filmoteca.

Un abrazo.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR