El Casón del Buen Retiro

El Casón del Buen Retiro de MadridEl palacio del Buen Retiro de Madrid fue un gran conjunto arquitectónico de grandes dimensiones construido por orden de Felipe IV y diseñado por el arquitecto Alonso Carbonel como segunda residencia y lugar de recreo. En la época estaba en el límite oriental de la ciudad de Madrid.

De todo ese complejo sólo restan en pie dos edificios El Casón del Buen Retiro y el Salón de Reinos y parte del Parque del Retiro. Hoy en 365 días en Madrid nos dedicaremos al Casón del Buen Retiro, construido en 1637, diseñado inicialmente como un espacio para salón de baile de la Corte de Felipe IV.
Forma parte del Museo del Prado desde 1971. Durante décadas ha albergado las colecciones de pintura del siglo XIX así como el Guernica de Picasso hasta que fue trasladada al Museo Reina Sofía en 1992.
Tras años de obras, el Casón se ha reabierto como Centro de Estudios del Museo en 2009. Las colecciones del XIX se reubicaron en la sede principal del Prado gracias a la ampliación de Rafael Moneo.
En la decoración del Casón participó el pintor napolitano Luca Giordano, quien pintó la Alegoría del Toisón de Oro en la bóveda del edificio. Es lo único original que subsiste del edificio, aunque muy restaurado por dos pintores del siglo XIX, Germán Hernández Amores y José Garnelo. El gran valor de esta bóveda de Giordano, una de las obras maestras del Museo del Prado, parece haber sido la razón de que el edificio del Casón se haya conservado mientras que los otros restos del complejo del Buen Retiro desaparecían con la construcción del barrio de los Jerónimos.

Hoy la sala de la bóveda de Luca Giordano cobija la sala de lectura de la Biblioteca del Museo del Prado. Existe la posibilidad de asistir a la visita guiada y gratuita para los visitantes que se encuentren en el interior del Museo que se hace de esta sala los domingos a las 12 h, con inscripción previa, 30 minutos antes del comienzo de la actividad, en el punto de encuentro del Área de Educación, situado en el vestíbulo del Edificio Jerónimos.

En el siglo XIX, tras la destrucción del complejo del Buen Retiro, el Casón experimentó una ampliación y se le añadieron dos nuevas fachadas, de estilo neoclásico. En esa ampliación participó Mariano Carderera, que fue apartado de la dirección de las obras del edificio al derrumbarse una de las fachadas, encargándose la nueva fachada al arquitecto Ricardo Velázquez Bosco.

La vista que más nos gusta es sin duda desde el Parque del Retiro, ¿y la tuya?

Un abrazo.

El Casón del Buen Retiro de Madrid El Casón del Buen Retiro de Madrid El Casón del Buen Retiro de Madrid El Casón del Buen Retiro de Madrid El Casón del Buen Retiro de Madrid

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR