Colmenar de Oreja, paisaje de viñedos madrileños

Colmenar de OrejaTe queremos presentar Colmenar de Oreja, una pequeña localidad del sureste de Madrid pero con mucho que ofrecer.

El propio pueblo conserva una bellísima plaza mayor, lugar de celebración habitual de acontecimientos de todo tipo, un museo sumamente interesante, el museo Ulpiano Checa, una sorpresa inesperada para los amantes del arte, poder disfrutar de la que fue la casa del artista, convertida en museo del Maestro del movimiento y la fantasía. Colmenar es famoso también por sus vinos. Madrid cuenta con la Denominación de Origen Vinos de Madrid y Colmenar de Oreja pertenece a una de las tres zonas en a que está dividida la D.O.

CiclaMadrid uno de los grandes proyectos que la Dirección General de Turismo de Madrid está poniendo en marcha y que representa una de sus apuestas por el turismo sostenible, pasa por la localidad y ha sido uno de los tramos pilotos donde se ha puesto en marcha la señalización. El término municipal está atravesado por vías pecuarias y también algunos antiguos trazados ferroviarios, esas Vías Verdes que tanto nos gustan como el tren de Arganda (hoy parte de la Vía Verde del Tajuña) y el que se denomino Rompecepas.

El pasado mes de mayo inauguraron la Ruta Ciclamadrid “Entre Viñedos” un itinerario cicloturista de 13 kilómetros que recorre el paisaje vinícola entre Colmenar de Oreja, Belmonte de Tajo y Chinchón.

No debes perderte la visita de la Finca El Socorro, uno de los mejores centros de experimentación vitivinícola de Europa. Su actividad es principalmente investigadora dentro del ámbito vitivinícola, además de ofrecer apoyo técnico al sector en su conjunto dentro de la Comunidad de Madrid. Cuenta con una muy interesante colección de variedades de viñas, una visita en la que podemos aprender mucho acerca de las diferentes formas de cultivar el viñedo, visita que podemos complementar con la visita de alguna de las bodegas del municipio, incluidas en el catálogo de Madrid Enoturismo.

Este sureste madrileño, donde predomina la roca caliza, ha dejado su huella en la ciudad de Madrid. De las canteras de Colmenar de Oreja ha salido piedra para los Palacios Reales de Madrid y Aranjuez, el Teatro Real y fuentes como las de Cibeles y Neptuno, entre otras.

También tuvo una importante industria alrededor de los hornos donde se fabricaban las tinajas para el vino y el aceite, una actividad que llego hasta finales del siglo XX y que hoy forma parte del patrimonio industrial de la localidad. Un recurso más para poner en valor y seguir animando las visitas de este pequeño pueblo que trabaja de forma activa para atraer visitantes, apoyándose fundamentalmente en recursos como el patrimonio, el vino y la gastronomía.

En definitiva, una excursión de un día más que agradable por el sureste madrileño que puede complementar un recorrido en bici por la Vía Verde del Tajuña o un recorrido por los valles del Tajuña y del Tajo que incluya las cercanas localidades de Chinchón y Aranjuez. Si quieres conocer más sobre Colmenar de Oreja te dejamos el enlace a la entrevista que le hicimos a Isabel Trujillo, de la oficina de turismo de Colmenar de Oreja para Viajando Despacio, nuestro programa de radio de viajes en bicicleta.

Un abrazo.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR