Catedral de Santa María la Real de la Almudena de Madrid

catedral de la Almudena (17)Diversos avatares históricos privaron a Madrid de una construcción siempre pospuesta, una gran catedral. La construcción de El Monasterio del Escorial en una época, en otra la Catedral de Valladolid (que nunca se acabó), otras veces fueron guerras y siempre penurias económicas que impedían que se alzará ese gran edificio deseado.

La ausencia de obispado en Madrid , la capital pertenecía a la archidiócesis de Toledo, era otro freno importante, parte de la iglesia no veía con buenos ojos la construcción de una catedral en Madrid que haría perder fuerza al arzobispado de Toledo. Al principio se pensó en emplear la pequeña y ya desaparecida (demolida en 1868)  iglesia de Santa María de la Almudena, a pocos metros del actual emplazamiento de la catedral. Pero la idea se desecho tras varios intentos fallidos.

Por fin el 4 de abril de 1883 el rey Alfonso XII puso la primera piedra del nuevo edificio. Estaba en marcha la que sería la futura catedral de Madrid. Poco después le llegó una buena noticia al proyecto. Una bula dada por el Papa León XIII en marzo de 1885 crea la diócesis de Madrid-Alcalá, la independencia eclesiástica de Toledo.

Temporalmente la catedral de la nueva diócesis estuvo en la antigua iglesia jesuítica del Colegio Imperial, la Colegiata de San Isidro.

Francisco de Cubas fue el primer arquitecto, su intención fue erigir una colosal iglesia neogótica, siguiendo la corriente europea dominada por la polémica figura del francés Viollet-le-Duc. Se comenzó por la cripta en estilo neorrománico. La terminó en 1911 Enrique María Repullés y Vargas.

Otros arquitectos intervinieron en la obra como Juan Moya o Miguel de Olavarría. La Guerra Civil supuso un nuevo parón en las obras.

Pasada la guerra, Fernando Chueca Goitia y Carlos Sidro ganaron el Concurso Nacional convocado en 1944 . Su proyecto revestía la construcción neogótica interior con una apariencia neoclásica más en sintonía con el estilo del Palacio Real. Pero en 1965 se acaban los fondos y el proyecto vuelve a pararse, languideciendo hasta 1984, momento en el que se crea un patronato público-privado con apoyo del Ayuntamiento y del Estado y se acaban las obras.

La catedral fue consagrada por el papa Juan Pablo II el 15 de junio de 1993, momento en el que la Colegiata de San Isidro dejó de ser la Catedral de Madrid.

La fachada principal la vemos frente al Palacio Real. La del crucero mira hacia la calle de Bailén, y el acceso a la cripta se realiza por la cuesta de la Vega, al final de la calle Mayor. Tiene una gran peculiaridad, a diferencia de la mayoría de templos cristianos, de orientación este-oeste (con el altar en el este, hacia Oriente, donde nace la luz y se sitúa Jerusalén), la catedral tiene una orientación norte-sur. Orientación  motivada de su realización como parte integrante del conjunto del Palacio Real. Para su construcción se empleo piedra de Novelda (Alicante) y granito de las canteras de Colmenar Viejo, muy cercano a Madrid .

En definitiva una gran mezcla de estilos arquitectónicos y múltiples proyectos que fueron mutando hasta llegar a la Catedral de la Almudena.

Un abrazo.

 

 

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR